Negociaciones electorales y por fin la política

junio 10, 2015

Me hubiera gustado hacer algún comentario sobre el resultado electoral en Onda, pero coincidieron elecciones municipales (que sigo con mucho interés como ciudadano) con elecciones sindicales (que son mi trabajo en parte), y no pude; ahora no me resisto a escribir alguna reflexión sobre el resultado y las negociaciones que se están produciendo, y “apostar” por un resultado el sábado de la constitución del Pleno. En todo caso, quede que me alegra parte del resultado, y es la presencia de hasta seis fuerzas políticas en el Ayuntamiento: la pluralidad suele ser un buen augurio en el funcionamiento de las instituciones.

Dos opciones para la Alcaldía: Ximo pactando o Salva en minoría

Según la normativa que regula la elección del Alcalde, o hay un candidato que obtiene la mayoría absoluta del Pleno (en Onda, 11 concejales), o gobierna la lista más votada (en este caso el PP, con 9 concejales). Teniendo el PSOE ocho concejales, han de lograr el apoyo de tres de los cuatro partidos que han obtenido sólo un concejal en representación; si de esos cuatro (Compromis, Onda si se Puede, EUPV, Ciudadanos) se abstienen un par, el Alcalde será Salvador Aguilella.

Aunque se podría pactar posteriormente una moción de censura al gobernar el PP en minoría, la incapacidad para llegar a un acuerdo de gobierno o de respaldo para gobernar está muy mal vista, y debilitaría al candidato socialista.

Nadie quiere pactar con el PP

El Partido Popular tiene un problema, y no sólo en Onda: nadie quiere pactar con ellos. Las opciones que se barajan en las redes sociales son el alcalde socialista pactando, o el alcalde popular en minoría; pero curiosamente, no se baraja la opción del alcalde popular pactando.

El propio PP parece descartar esa opción de pacto, lanzando una propuesta absurda en la que forman gobierno todos los grupos y el propio Alcalde no tiene dedicación exclusiva; cuando todos los vecinos de Onda seguro que estamos de acuerdo en que nuestra ciudad es grande y queremos un Alcalde que sólo sea alcalde, y que por supuesto, coma y tenga un sueldo.

Es más, precisamente opino que el buen resultado de Salvador Aguilella en Onda (en comparación con otras caídas más profundas del PP en otras ciudades) ha sido debido a su capacidad de trabajo y transparencia y honestidad sobre su sueldo. El problema ha sido el no contar con nadie y la actitud prepotente de algunos, que han provocado la pérdida de la mayoría absoluta, y que tras ello no se encuentre con quién pactar.

La barrera del 3% y España 2000

Sobre el resultado en sí, aparte de que la Ley d’Hont ha perjudicado a Compromís (en un sistema representativo tendría el segundo concejal) y beneficiado al PP (tendría 8), me resulta curioso el factor del mínimo del 5% de votos válidos para entrar en el consistorio, que muchas opciones políticas consideran abusivo, y que debería reducirse como poco al 3%.

En realidad el debate del 3% se refiere más a la cámara autonómica que a los ayuntamientos, pero el argumento (un porcentaje importante de población se queda sin ser representada) es el mismo en ambas administraciones.

Lo curioso es que en Onda, de encontrarse la barrera en el 3%, el cambio habría sido que Santiago Bojados de España 2000 repetiría como concejal, teniendo uno menos el PSOE (por la Ley d’Hont).

Con la ideología muy marcada que tiene España 2000, hay quien se alegra de que se haya quedado fuera del Ayuntamiento; a pesar de que eso deja a un 4,9% de ondenses sin representación…

Pascual Mundina y el color naranja

Los tres partidos que están negociando (PSOE, Compromís, EUPV) han aumentado su presencia en las redes sociales y el activismo político, el cuarto de la bancada progresista (Onda si se Puede) aumenta su asamblearismo para decidir la postura en la formación del Pleno, el PP se presenta como el ganador de las elecciones (no en vano son la lista más votada) y comienza a vender su trabajo de estos cuatro años, en una demostración de gestión…

…y el sexto partido en votos (Ciudadanos), con un concejal (Pascual Mundina), no sólo se encuentra en silencio, sino que parece dar un paso atrás en la comunicación política, que puede ser debido a la prudencia o a cualquier otro factor.

Habiendo sido facebook (tan presente ahora, ausente hace cuatro años, claro) una parte esencial de la campaña política, resulta curioso el cambio de privacidad del propio Pascual en esa red social, la eliminación del color naranja de un blog (“ondaciudadana” en wordpress), y el que el grupo donde se publicitaba la campaña del partido de Albert Rivera pasara, tras las elecciones, de denominarse “Propuestas ciudadanas para Onda” a ser sólo “Onda”, desapareciendo también el color naranja y todos los post que hablaban de propuestas y de política local.

Por fin, la política

Si tuviera que apostar por un resultado el sábado, creo que los 9 concejales del PP respaldarán a Salvador Aguilella como alcalde, pero que será investido en el cargo Ximo Huguet, con los 12 votos restantes: todos menos el PP votarán por el cambio en Onda.

A su vez, el que Ximo obtuviera 12 votos como alcalde no significa que posiblemente tendrá que gobernar en minoría, ya que Compromís y EUPV no pactarán acuerdos globales que incluya a Ciudadanos por ideología, y Onda si se Puede no abandonará su asamblearismo para tomar decisiones.

Y, sintiéndolo por Ximo -que por otra parte estoy convencido de que será un magnífico alcalde, sin que ello signifique que Salva no lo haya sido-, me alegro de que se vaya a gobernar de esa forma, y que para cada decisión importante (presupuestos, plantilla municipal, PGOU, tasas, inversiones, etc) se tenga que debatir, consensuar, llegar a acuerdos, y trabajar en conjunto para sacar adelante la gestión municipal.

Eso significaría que por fin la política llega al Ayuntamiento de Onda, y es una buena noticia.

Anuncios