¿Por qué soy de derechas?

Ideológicamente, soy de derechas. No de centro, oiga: de derechas. ¿Y por qué?

Pues, como no podía ser de otra forma (si creo tener dos dedos de frente, que espero que sí)  por decisión voluntaria y razonada.

A mí no me vale eso de los bandos de la Guerra Civil que tanto están de moda, ni razones religiosas, ni si es más simpático el líder político tal o cual, ni nada de eso.

Así que, para contestar a la pregunta, he de intentar explicar qué es para mí la derecha y la izquierda. Una vez contado esto, la respuesta será simple: soy de derechas porque quiero.

¿De dónde nacen los conceptos “derecha” e “izquierda”?

La wikipedia  nos cuenta lo siguiente: “El término tiene su origen en el lugar donde se sentaban en el parlamento francés surgido tras la Revolución Francesa en el que los monárquicos, los conservadores de la época que apoyaban el Antiguo Régimen, se sentaban siempre en el lado derecho y los republicanos en el izquierdo. Esta definición es obviamente obsoleta, el significado se refiere ahora al espectro ideológico. Los contrarios de la derecha política suelen tildar a estos de reaccionarios, un término que surgió para referirse a aquellos cuyas políticas se formaron en reacción a la Revolución Francesa y contrarias a la misma”.

José Luis Prieto cuenta la historia del Parlamento francés mucho mejor que lo que pudiera hacer yo mismo en su blog (entrada del 11-09-05); si alguien quiere saber más, lo remito allí.

¿Qué entiendo por derecha e izquierda?

Lo concibo de una forma extraordinariamente simple. Para mí, hay dos valores supremos en la sociedad humana: Libertad e Igualdad.

La derecha es aquella ideología política donde, en situaciones de conflicto, considera que debe predominar la libertad sobre la igualdad.

La izquierda es la situación contraria: predominio de la igualdad sobre la libertad.

Y ya está. Fácil, ¿verdad? De esta forma, la extrema derecha sería la anarquía. Y la extrema izquierda sería el totalitarismo con un primer ciudadano igual al resto de ciudadanos. La democracia es de derechas, y las dictaduras son de izquierdas; pero también es cierto que la pobreza y explotación  es de derechas, y la protección de todos los ciudadanos en un Estado Social es de izquierdas. Los nacionalismos, evidentemente de derechas (se basan en la libertad del hombre para decidir y en la negación de la igualdad entre sujetos según su lugar de nacimiento).

Quizá sea una forma exagerada de verlo. En realidad, generalmente los partidos políticos y los ciudadanos no pertenecen a ninguno de los extremos ideológicos (sobre la ideología y los partidos hablamos otro día, si cabe).

Para explicarlo de una forma más ajustada a la realidad, hablemos de otros valores en la sociedad humana: el pluralismo y la justicia. Para mí, el pluralismo está ligado a la libertad, y la justicia a la igualdad (creo que son fáciles de relacionar, así que no me extiendo más).

Y la existencia de ambos valores marca el mínimo que se debe respetar en todo caso.

Para la derecha, la libertad no debe ser ilimitada, sino que debe desarrollarse como valor supremo dentro de una sociedad justa; justicia íntimamente ligada a la igualdad de oportunidades, y a la protección del débil / necesitado (cosa que, además, va en camino de garantizar la libertad propia e individual del débil).

Para la izquierda, la búsqueda de la igualdad no debe eliminar la libertad, sino que se debe realizar respetando las opiniones y expresiones de los demás, en un sistema democrático que busca el estado del bienestar.

Así, la derecha es la ideología donde predomina la libertad sobre la igualdad, pero salvaguardando siempre el valor de la justicia (digamos…. liberales).

Y la izquierda es la ideología donde predomina la igualdad sobre la libertad, pero salvaguardando siempre el valor del pluralismo (digamos… socialistas).

Dentro de esta forma de verlo (que es la mía y por la que me guío, pero no tiene por qué ser la correcta), soy de derechas. Ideológicamente.

Anuncios

12 Responses to ¿Por qué soy de derechas?

  1. Rapunzell dice:

    Macho, tal como tú lo cuentas, dan ganas hasta de afiliarse al PP.

    Otra cosa es cómo se construyen luego las posiciones políticas, tanto en un lado como en otro. Pero es reconfortante tanta sensatez en un tío… de derechas 🙂

  2. Imperator dice:

    Es curioso. Habitualmente el anarquismo (mi opción ideológica) se considera de extrema izquierda.

    Supongo que en parte se debe a que, en realidad, no hablamos de un continuo, sino de un círculo donde los extremos se tocan.

  3. Mauro dice:

    Rapunzell: es que lo normal parece ser la demonización de un sector por el otro, o el creerse a pies juntillas (como si esto fuera el Partido de la novela del Gran Hermano) que la mejor solución a un problema en concreto es la que tienes tú.

    A mí me parece que el principal valor es la libertad, y por eso soy de derechas. Pero nada más que eso; ni hay que criminalizar a las izquierdas, ni permitir que éstas te criminalicen a ti.

    Y, en efecto, de las filosofadas chorras de aquí a la práctica real de la partitocracia…. va un mundo, si no dos.

  4. Mauro dice:

    Imperator: hombre, bienvenido a la ideología de derecha. 😛
    Habría que pensar lo del círculo, aunque si el extremo es negación de la libertad (izquierda) o negación de la igualdad (derecha) no se yo a qué conclusión se podría llegar. Aunque, si el extremo es exaltación de la libertad (derecha) o exaltación de la igualdad (izquierda), quizá sí.

  5. Hari Seldon dice:

    El problema no son las ideologías (tan buenas todas, en su teoría…) El problema está en el ser humano…

    En fin, ya pronto nos extinguiremos y llegará una raza inteligente que lo arreglará todo (jajajajaja…)

  6. Mauro dice:

    Las ideologías forman parte de lo que es el ser humano… pero están en este tipo de cosas que distinguen entre la teoría y la práctica, para desespero de Imperator y mío, entre otros.

    Por cierto, Hari, había leído “rata inteligente” en vez de “raza inteligente”, y me estaba asustando (con tu nick, a ver qué predecía la psicohistoria sobre las ratas).

  7. Halfhair dice:

    Hay una pequeña contradicción: sólo con igualdad de oportunidades se puede ser realmente libre, así que es necesario unir ambos conceptos. Me refiero a igualdad de oportunidades en niveles básicos asistenciales y prestacionales. El Estado debe intervenir para garantizar esos niveles de igualdad de oportunidades (Estado prestacional/social e intervencionismo selectivo) respetando la iniciativa y libertad individual (carga fiscal razonable que permita la coexistencia del sistema social y la libertad de empresa). Tachán: tenemos el centro.

  8. Ibn Sina dice:

    Un saludo, Pucela. Por curiosidad, he venido a visitar tu blog, y he querido visitar esta entrada. Estoy de acuerdo con Rapunzell; tras tu exposición, dan ganas de apuntarse al PP. Me gusta tu esquema ideológico de cuatro ejes: libertad, igualdad, justicia y pluralidad. A ver que opinas de este desarrollo:

    – Anarquía: Máxima libertad, máxima pluralidad, mínima justicia, mínima igualdad.
    – Comunismo: Mínima libertad, mínima pluralidad, máxima justicia, máxima igualdad.
    – Liberalismo: Máxima libertad, máxima pluralidad, justicia moderada, igualdad moderada.
    – Socialismo: Libertad moderada, pluralidad moderada, máxima justicia, máxima igualdad.
    – Totalitarismo: Mínima libertad, mínima pluralidad, mínima justicia, mínima igualdad.
    – Utopía: Máxima libertad, máxima pluralidad, máxima justicia, máxima igualdad.

    En cuanto a los sistemas políticos híbridos, mezclando los valores máximos y mínimos de tus pares de rasgos, ¿podría haber máxima libertad con mínima pluralidad? No lo tengo claro, pero sí podría haber máxima igualdad con mínima justicia, si todos fueran tratados igual de mal… ¿Qué sería ésto? ¿El estado de pesadilla de 1984? Y ni siquiera, porque allí había élites, aunque estuvieran ocultas…

  9. Mauro dice:

    Halfhair: más o menos, estoy de acuerdo contigo en que lo más correcto es el “centro” tal y como se entiende en tu comentario.

    Ibn Sina: ahora soy yo el que te da la bienvenida. Estoy de acuerdo con tu desarrollo; y siguiéndolo, las opciones actuales son liberalismo o socialismo, y ahí es donde me gusta entrever a la “izquierda/derecha” actual. Rechazo anarquía, comunismo, totalitarismo, y soy demasiado escéptico respecto de la “utopía”.

    Yo creo que la igualdad se rompería si hubiera mínima justicia; igual que, con máxima libertad, no se podría mantener mucho el estado de “mínima pluralidad”.

    Lo dicho: bienvenidos. A ver si actualizo esto más (porque actualizarlo menos es difícil…)

  10. JuanPiedras dice:

    La libertad termina cuando invade la de los demás y sobretodo cuando es la causa de injusticias y sufrimientos.
    Anteponer la libertad al sufrmiento sabiendo que esos sufrimientos injusticas y desigualdades se arreglan limitando las libertades es no tener escrúpulos.

    No se puede anteponer la libertad a la justicia e igualdad. Si algo hay que sacrificar por el bienestar y la dignidad que sea la libertad.
    La Libertad es una bonita palabra para que muchos se llenen la boca con ella pero no hay nada más bonito que ese cariño de una madre que sacrificando su libertad mantiene feliz a su hijo.

    Elegir falta de libertad en pro de una sociedad más justa y digna para todos es tambien libertad y cuestión de conciencia.

  11. Glomi Zero dice:

    Hola, es interesante tu planteamiento, tengo un amigo que el se considera de centro que curiosamente se parece a tu ideología, el se considera liberal y progresista.

    Bueno mi idea es la siguiente, yo creo que la cuestión es más compleja, no creo que se pueda resumir en igualdad y libertad aunque tu planteamiento es interesante. Por gracia o desgracia yo creo que no deberían dividirse en dos direcciones la ideología política. Antes que nada, para mi las ideologías son el sustituto de las religiones, ahora en vez de Dios, el programa ideológico es el nuevo Dios.
    Aparte para mí existen dos realidades: la político-económica y la social-cultural.
    Dicho esto paso a describir lo que a mi parecer son las ideas mas importantes y destacables del siglo XX:

    1-Democracia
    Sistema representativo como sistema político
    ,
    Capitalismo como sistema económico
    y
    Liberalismo como sistema cultural

    2-Comunismo
    Autocracia como sistema político
    ,
    Planificación centralizada como sistema económico
    y
    Ideología marxista-leninista como sistema cultural

    3-Socialdemocracia
    Sistema representativo como sistema político
    ,
    Capitalismo keynesiano como sistema económico
    y
    Solidaridad y apoyo a colectivos más débiles como sistema cultural

    4-Fascismo
    Autocracia como sistema político
    ,
    Capitalismo de guerra como sistema económico
    y
    Tradicionalismo como sistema cultural

    5-Anarquismo
    Sistema de democracia directa o de pirámide invertida con decisión en sus bases
    ,
    Cooperativismo como sistema económico
    y
    Individualismo e igualitarismo como sistema cultural

    Entiendo que es dificil entender este contenido pero es fruto de mi propia reflexión, me he basado en las ideas de sus propios promotores. Si hay algo que no entiendes no me importará debatir contigo.

    Me guardo mis ideas hasta saber como interpretarás esto porque no quiero influir en tu respuesta pero solo decir que no tengo una ideología concreta. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: